O’Connor pidió declarar desastre para reponerse de las riadas y desbordes

Fecha: 2019-01-18

Las consecuencias de los desbordes y anegamiento de lodo, recién empiezan a visibilizarse en su real dimensióndespués del impacto el miércoles. Fernando Barral Zegarra Pobladores de O’Connor piden a la Gobernación declarar zona de desastre, tras la riada y desborde del miércoles, que afectó, según se dijo preliminarmente, a más de 800 hectáreas de cultivo y más de comunidades, muchas con los caminos y la energía cortada. El dirigente cívico, Eduardo Fernández Sosa, pidió inicialmente mayor esfuerzo a Setar para restituir la energía en la mayoría de comunidades que quedaron sin el servicio y están perdiendo lo poco de alimentos que tenían tras el desastre. También pidió a la Gobernación aumentar el presupuesto para el mantenimiento de los caminos departamentales, se trata de 600 kilómetros de carretera de responsabilidad departamental en esta provincia, con el presupuesto actual, solo se trabajará dos meses. “La gobernación tiene brazos operativos, la Subgobernación, el Sedeca (Servicio Departamental de Caminos) pero además el proyecto Red Vial, que tiene 50 unidades que pueden hacer el mantenimiento, pero les falta presupuesto”, explicó. “Nos quedan meses duros, cuatro meses todavía de lluvia”, advirtió sin precisar cuánto de presupuesto sería el adecuado, además hay 80 trabajadores que estarán ocupados con el actual monto presupuestado, solamente dos meses. También se trata de apoyar al municipio para habilitar los tramos de su competencia, es necesaria la coordinación entre todas las instituciones. Asimismo piden que en cuanto el municipio declare zona de desastre, también lo haga el gobernador. “Son más de 800 hectáreas de cultivos las damnificadas, más de 20 comunidades las afectadas, el número de familias aún no se ha precisado”, declaró al admitir que siguen trabajando tratando de evaluar las consecuencias del desborde y el lodo. “Las comunidades afectadas son más de 20, inclusive en la zona norte, en Narváez, Gareca, San Diego, en la parte sur el desastre es tremendo hubo desbordes, el río ha cambiado de cauce, se ha llevado cultivos, animales, es tremendo el problema”, comentó. Sobre las versiones de que no se construyeron algunos defensivos que podía mitigar el problema, respondió que en el tema de desastres no hay nada que se pueda prever, quizá en algo, pero por la magnitud de la crecida es muy difícil, insuficiente. Lo importante es tener una reacción temprana, de inmediato, para el auxilio, en este caso las instituciones se comportaron a la altura y han puesto toda la logística al servicio de la población, este lunes se informará de la cuantificación del daño. Gobernación envió diésel para ayudar a rehabilitar La gobernación envió 1.500 litros de diésel a O’Connor para el equipo pesado que está trabajando en la rehabilitación de caminos, incluso calles y avenidas de Entre Ríos, de acuerdo al Director de la Unidad de Riesgos, Ember Montellano Morales. Sobre la evaluación de las pérdidas en cultivos, informó que todavía no hay datos concluyentes, continúan trabajando en medio de dificultades como los caminos cortados que impiden llegar a algunas comunidades y zonas castigadas. Al reiterar que el surtidor de Entre Ríos quedó inutilizado por el anegamiento de lodo, dijo que tampoco hay gasolina, desconoce qué está pasando con el suministro de gas natural. El suministro de energía también tiene dificultades. Montellano informó que llevaron varios técnicos a O’Connor para que ayuden en la tabulación de datos, en algunos tramos están caminando, los caminos tienen problemas, en cuanto tengan los datos serán proporcionados a la prensa.