Granizada arrasa con 200 Ha de ciruelo, papa, haba y otros cultivos Cochabamba

Fecha: 2018-11-28

La granizada que cayó por más de una hora en la rinconada del valle bajo, desde el norte de Sipe Sipe hasta Tiquipaya, dejó destrucción y a más de 450 familias desoladas por las pérdidas agrícolas, según la Unidad de Gestión de Riesgos de la Alcaldía de Quillacollo. La Gobernación aún cuantifica los daños. “Ahora no sabemos de qué vamos a vivir”, dijo desconsolado Wilder Carrillo, un agricultor de Falsuri, una de las 10 comunidades impactadas por el fenómeno en Quillacollo. Ayer, él como los demás afectados enumeraba uno a uno los cultivos que la granizada le arrebató: “Damasco, palta, flores, quirquiña, maíz, locotos, uvas, tomate extranjero, vaina, manzanas”. Otros también hicieron una lista de los animales muertos y Paulino Flores, de Bella Vista, contó que sólo se le murieron tres conejos. El ejecutivo de la central provincial de Quillacollo, Teodoro Valencia, lamentó las pérdidas. “Lamentablemente esta granizada nos ha azotado totalmente al sector norte de Quillacollo, incluso, desde Sipe Sipe, Vinto, Tiquipaya, o sea toda la medialuna de Cochabamba”, resumió. El responsable de Riesgos de Quillacollo, David Cruz, informó que pidieron que el Concejo Municipal declare emergencia por desastre. Ciudad La tormenta eléctrica que sorprendió a la ciudad el lunes por la noche provocó cortes de energía eléctrica que dañaron las bombas de extracción de los pasos a desnivel, informó ayer el secretario de Infraestructura, Carlos Abasto. Ante la torrencial lluvia que se registró, la Alcaldía movilizó a un centenar de trabajadores. Los pasos a desnivel de los puentes Quillacollo y Recoleta fueron los más afectados. También se reportaron problemas menores en la avenida Víctor Ustáriz y Beijing. Otro problema fue la gran cantidad de basura acumulada en las calles. “Pedimos que la ciudadanía no bote basura a las calles porque complica el trabajo”, comentó. La Unidad de Riesgos de la Gobernación informó que el granizo afectó a Tacopaya, con el desplome de seis casas, Tiquipaya y Quillacollo. Fenómeno La granizada se debió a una condición local que se generó el lunes cuando se registró una temperatura máxima de 30 grados y se tuvo bastante aporte de humedad de la Amazonía, explicó el pronosticador de Aasana, Andrés Mamani. Estos factores ayudaron a formar un sistema convectivo de nubes que alcanzaron un buen desarrollo y originaron la precipitación. EL PRONÓSTICO DEL SENAMHI En la zona andina se tendrán días lluviosos hasta el viernes con mínimas de 7 grados y máximas de 24 con chubascos y tormentas eléctricas. En los valles se tendrá mínimas de 11 grados y máximas de 30 con chubascos aislados y tormentas eléctricas. En el trópico mínimas de 21 y máximas de 30 con tormentas eléctricas. Para la región metropolitana se prevé una mínima de 11 y máxima de 30 con chubascos aislados y tormentas eléctricas.